Neutrogena Hydro Boost – Opiniones

Cuando pensamos en cosméticos, antes de comprar siempre hay que buscar toda la información posible. Si miramos a las cremas hidratantes, a la gama Neutrogena Hydro Boost, opiniones es lo primero que se nos viene a la cabeza antes de comprar.

Afortunadamente, esta familia de cremas y geles cuenta con muchas valoraciones bastante positivas entre quienes ya la han probado. Si quieres saber más de esta gama de productos cosméticos para la piel, sigue leyendo.

Neutrogena Hydro Boost – Gel de agua

El gel de agua de Neutrogena Hydro Boost tiene como objetivo principal hidratar la piel. Se caracteriza por tener una textura muy ligera y conseguir una hidratación continua de larga duración. Una aplicación a primera hora de la mañana es suficiente para tener la piel hidratada durante todo el día.

Su mayor punto a favor es el uso del ácido hialurónico, como también la tecnología Hyaluronic Gel Matrix, que ayuda a conseguir un extra de hidratación al crear reservas de agua en la epidermis. De esta forma, consigue revitalizarla aún más.

Compuesto en su mayor parte por agua, junto con glicerina, hialuronato de sodio, isoparafina, hidróxido de sodio, fenoxietanol, ácido benzoico, perfume y otros componentes, este gel de agua es una de las dos claves de la familia Neutrogena Hydro Boost.

Lo bueno y lo malo

Lo mejor del gel de agua Neutrogena Hydro Boost, y algo en lo que coinciden la mayoría de las opiniones Neutrogena Hydro Boost, es su textura. Aunque en el bote se ve de color azul, al aplicarse sobre la piel, esa textura tan suave se convierte prácticamente en agua, facilitando su absorción al momento.

La sensación de frescor que genera al aplicarse es bastante agradable y, al no contar con aceites, no deja residuos ni sensación grasa.

No obstante, no es nada recomendable para pieles grasas debido a su textura. Este producto está mucho más orientado a las pieles muy secas. Su precio, bastante ajustado, hace que sea también bastante accesible. ¿Nuestro consejo? Una aplicación a primera hora de la mañana. Así se puede disfrutar de su frescura y su enorme capacidad para hidratar la piel.

Neutrogena Hydro Boost – Crema gel

La otra parte de la dupla hidratante de Neutrogena es la crema en gel Neutrogena Hydro Boost. Comparte con su compañera en formato gel de agua el uso del ácido hialurónico, destacando por recurrir a la misma tecnología Hyaluronic Gel Matrix y por conseguir una protección de la epidermis que dura todo el día gracias a la reserva de agua.

Su fórmula no grasa carece de cualquier tipo de aceite y hace que sea muy útil tanto para pieles secas como grasas. Asimismo, se aplica fácilmente tanto sobre el rostro como el cuello a base de movimientos circulares. Así, se garantiza una absorción perfecta en las zonas donde se aplique.

Además de todo eso, carece de perfumes, por lo que es ideal para las pieles más sensibles. Nutre la piel, la calma y la hidrata, consiguiendo un cuidado casi perfecto para la epidermis y una sensación de frescor realmente notable al momento de aplicarla.

Lo bueno y lo malo

Lo mejor de la crema gel Neutrogena Hydro Boost es que protege, hidrata y calma la piel a través de una sensación de frescor que se nota desde el primer momento. Carece de olores y perfumes, dado que está orientada a las pieles más sensibles, por lo que puede no ser la propuesta ideal para quienes busquen algo que también perfume su rostro y su cuello.

La aplicación es muy sencilla y, aunque su textura es algo más densa que la del gel de agua, se absorbe rápida y fácilmente en la piel. Libre de aceites minerales, y también no comedogénica, es una de las máximas responsables de que Neutrogena tenga tanta fama entre quienes buscan productos que cuiden realmente su piel.

Cualquiera de estas dos compras es una buena opción si te preocupa el estado de tu rostro. Lo más aconsejable es combinar ambas, usando la versión en gel de agua de día y la crema en gel de noche. Así, se consigue una hidratación y cuidado continuos, algo esencial para que toda tu piel luzca siempre de la mejor forma posible.